¿Cómo Piensan Los Ricos?: 15 Hábitos Que Te Harán Millonario

¿Cómo Piensan Los Ricos?: 15 Hábitos Que Te Harán Millonario

¿Alguna vez te has preguntado que de dónde salen los millonarios? ¿Quieres saber cuáles son los hábitos que te harán millonario?

Según una encuesta de Fidelity Investments, aproximadamente 8 de cada 10 personas con un patrimonio neto de más de un millón lo consiguieron por sí solos.

¡La mayoría de los millonarios no nacen, sino que se hacen a sí mismos!

Así que si no has nacido en una familia rica no desesperes. Aún puedes llegar a ser millonario.

Como este y otros estudios han demostrado no hay una fórmula mágica para hacerse rico. Eso sí, los estudios han hallado ciertos rasgos que pueden encontrarse en personas ricas.

Así que si quieres acumular la riqueza que tanto deseas vas a tener que desarrollar estas habilidades y hábitos de millonario. Vas a tener que aprender cómo piensan los ricos.

Aquí debajo te dejo los principales hábitos que te ayudarán en el camino hacia la libertad financiera.

Estos hábitos de los millonarios te ayudarán a cambiar tu forma de pensar y  de actuar. Si los implementas en tu día a día entenderás mejor cómo piensan los ricos, y con el tiempo posiblemente a ti también te servirán para acumular riqueza.

Debajo te dejo una lista con los hábitos más comunes de los millonarios que espero que te ayuden a entender mejor cómo piensan los ricos.

1. Ten objetivos

Tienes que tener metas a corto y largo plazo que contribuyan a mejorar tus finanzas personales. De lo contrario podrías acabar teniendo problemas para llegar a fin de mes, lo que te alejaría de la libertad financiera.

Ponte objetivos que sepas que puedes alcanzar y establece un periodo para lograrlos. Cuando definas tus objetivos asegúrate de que son suficientemente específicos y que puedes medirlos. Así sabrás cuando los has alcanzado.

Una vez los tengas claros, divídelos en objetivos más sencillos y pequeños que puedas perseguir en el más corto plazo.

Escribe tus objetivos en un papel. Esto te hará más responsable y consciente de tus metas y será más probable que las alcances.

Y lo más importante, celebra cuando alcances tus objetivos. ¡Tienes que recompensarte! Tómate un respiro y haz algo que te guste. De este modo te mantendrás motivado y con ganas de seguir el camino.

Repite tus metas cada mañana para que no se te olviden y las tengas presentes en tus decisiones.

2. Perseverancia

La perseverancia es uno de los hábitos de millonario más importantes. Es calve para entender cómo piensan los ricos.

Vas a tener que trabajar duro y poner mucho tiempo extra. Recuerda que si estás persiguiendo la libertad financiera, tu jornada laboral no termina a las cinco, vas a tener que trabajar duro.

Tendrás que enfrentarte a grandes desafíos, pero sean los que sean la perseverancia te mantendrá trabajando hacia tus metas.

Ten paciencia, puede que tus ideas y proyectos no se materialicen a la primera. Pero es importante que seas consciente con tu esfuerzo y que no abandones.

Muchos negocios fracasan simplemente porque las personas no insisten suficiente y se rinde demasiado pronto. Aprende de tus fracasos y sigue trabajado.

Alcanzar la libertad financiera no es un sprint sino un maratón. Sé disciplinado y concéntrate en tus objetivos a largo plazo.

El éxito es fruto del trabajo duro y no de lo inteligente que se es o del dinero con el que se empieza. Si eres perseverante y constante lograrás tus propósitos.

3. Aprende a tomar decisiones

Tanto si es invirtiendo en los mercados o empezando un negocio vas a tener que tomar decisiones. Y aunque pueda parecer aterrador al principio es cuestión de práctica.

Cuando tomes decisiones es importante que consideres todos los escenarios posibles, que mantengas la calma y que seas rápido, de este modo no se te escaparán las oportunidades.

Obtén la mayor cantidad de información posible y enumera todas tus opciones, luego piensa en las consecuencias de cada una de ellas y toma la decisión que consideres más acertada.

Es muy probable que al principio cometas algunos errores, pero no te preocupes, aprenderás de ellos y a la larga acabaran dando su fruto.

También tendrás que aprender a decir que no a personas y situaciones, así administrarás mejor tu tiempo y evitarás tomar malas decisiones. Ten en cuenta siempre tus objetivos, así sabrás como establecer prioridades.

Si no estás seguro de qué camino tomar no dudes en hacer preguntas. Es la única manera de encontrar las repuestas necesarias con las que tomar decisiones correctas.

Contacta a expertos si es necesario para que te aconsejen y te den sugerencias para resolver tus problemas o cuestiones.

Ten siempre un plan de contingencia en caso de que las cosas no salgan como esperas. De este modo te sentirás más confiado y seguro de tus decisiones.

Si quieres pensar como un rico es importante que aprendas a seguir tu instinto en todo momento.

4. Ten una rutina

Es clave que crees un plan y una rutina que te ayuden a cumplir tus objetivos.

Te recomiendo que te levantes pronto y aproveches la mañana. Según las encuestas, el 50% de los millonarios que se han hecho a sí mismos se levantan tres horas antes de que empiece su jornada laboral. Los porcentajes son aún mayores entre ejecutivos exitosos.

Es el mejor momento del día, la gente está durmiendo, no vas a tener interrupciones y podrás mejorar tu productividad.

Haz ejercicio, medita, aprende algo nuevo, lee, trabaja en tu business plan… Haz lo que quieras, pero que sea algo que te haga crecer como persona y acercarte un poco más a la libertad financiera.

Para cuando todo el mundo se levante tú ya llevarás un buen rato trabajando en tu futuro. 🙂

Hagas la rutina que hagas cíñete a ella, de este modo trabajarás un poco cada día en construir tu metas. Con el tiempo, también desarrollarás fuerza de voluntad que es una de las cualidades más importantes para lograr resultados.

Recuerda disfrutar del camino tanto como de la meta.

5. Sé frugal

La frugalidad se basa en gastar tu dinero sabiamente.

Se cuidadoso con tu dinero, cuida hasta el último euro. Eso no quiere decir lo mismo que comprar lo más barato. Compra productos o servicios de calidad al mejor precio posible.

No te conformes con algo que no sirve sólo para ahorrar unos euros. Busca un producto que solucione tu problema. Y si no lo encuentras ya tienes una idea de negocio. 😉

No seas impulsivo, no gastes en cosas que no necesitas. Aprende a distinguir entre cosas que necesitas y cosas que quieres. ¡No te compres un coche nuevo cada tres años!

Vive dentro de tus posibilidades, gasta menos de lo que ingreses y no compres cosas a crédito. No te endeudes a no ser que sea para generar valor.

Tendrás que encontrar el equilibrio entre vivir una vida consumista y recorrer el camino hacia la libertad financiera.

Recuerda que es más fácil crear riqueza cuanto más dinero tengas disponible. Y si gastas todo tu dinero no vas a tener el capital necesario para invertir.

Si quieres llevar una vida más frugal, no olvides leer este artículo.

6. Ten mentalidad de futuro

Cunado establezcas tus objetivos no tienes que centrarte tan sólo en cosas sencillas que puedas conseguir fácilmente, sino tienes que tener una visión a mucho más largo plazo.

Piensa en donde te gustaría estar dentro de 5, 10 o 20 años. Aunque ahora estas metas puedan parecer inalcanzables a medida que avanzas en tu camino te van a parecer más asequibles.

No te quedes estancado en el pasado, aprende de los errores que cometiste y céntrate en el futuro.

No pienses que antes todo era mejor. Porque no es verdad, hoy en día tienes a tu disposición muchísimas herramientas como ordenadores o móviles.

Actualmente tienes muchas facilidades para empezar un negocio, ya que con internet tienes acceso a todo el mundo.

Concéntrate en tus objetivos y en tu plan. Debes pensar en donde vas a estar dentro de un año, y no que estabas haciendo el año pasado. Visualízate alcanzando tus metas, consiguiendo la libertad financiera.

7. Invierte en ti mismo

Lee libros y artículos, haz cursos online, escucha podcasts de camino a la oficina… Da igual lo que decidas hacer, lo importante es que no pares de aprender y desarrollar nuevas habilidades.

Mejora tus conocimientos de finanzas, negocios e inversiones entre otros. Con el tiempo sabrás tanto que la gente acudirá a ti para pedir consejo.

Pasa cuanto más tiempo puedas observando e intentando entender el mundo que te rodea. Trata de conocerte a ti mismo.

No dudes en buscar ayuda de gente que sabe más que tú. Amplía tus horizontes, conecta con otras personas y desarrollar nuevos punto de vista.

Recuerda que da igual cuantos grados, masters o experiencia tengas, siempre va a haber algo nuevo que aprender.

Desarrolla el hábito de la lectura y lee 30 minutos al día así aprenderás cosas que te ayuden a mejor tu vida, tu negocio o a ti mismo. No tengas miedo a aprender algo nuevo.

Ten en cuenta que crecer continuamente es uno de los hábitos de millonario más trascendentales. Por ello te recomiendo que leas este artículo sobre las mejores maneras de invertir en ti mismo.

8. Piensa en positivo

Tienes que mantener una forma de pensar positiva, ya que si no lo haces acabará pasándote factura en el dinero que ganes, en tus niveles de energía, en tu salud… y especialmente en tu felicidad y éxito.

Los ricos siempre piensan en positivo sobre el dinero, y tú tienes que hacer lo mismo. De este modo atraerás más oportunidades y más puertas se te abrirán. El dinero es tan sólo una herramienta que te permitirá alcanzar la libertad financiera y la felicidad.

El dinero es importante en la vida, ya que te ayudará a mejorar otros aspectos trascendentales como por ejemplo tu salud o tus relaciones personales.

No empieces a buscar excusas de por qué no eres rico. No culpes a la sociedad, a tu entorno, familia, amigos… No envidies a la gente que tiene dinero y los veas como personas codiciosas y arrogantes.

No te estreses con el dinero. No tienes que ver el dinero como algo malo. Es sólo un medio para conseguir un fin. No debes tenerle miedo a tu dinero, aprende a controlarlo e invertirlo.

Si no aprendes a controlar tu dinero, entonces él te acabará controlando a ti. Y si no lo inviertes no  crecerá y posiblemente no podrás lograr tus objetivos financieros.

¡Haz que tu dinero trabaje para ti! Recuerda que cada euro que cae en tus manos es una oportunidad que se te ofrece para multiplicarlo y ganar aún más.

Piensa siempre en positivo, especialmente sobre el dinero.

9. Sé racional

Toma decisiones lógicas basadas en datos y hecho, en vez de decisiones emocionales basadas en sentimientos.

No incluyas en tu proceso decisivo emociones negativas como la envidia o el odio, ya que obstaculizarán tu camino hacia la libertad financiera y además te harán infeliz.

Así que piensa como un rico, mantente positivo y no dejes que las emociones se apoderen de ti.

Céntrate en las oportunidades, en vez de en los obstáculos. No bases tus decisiones en lo que es más sencillo o cómodo para ti, sino en lo que te va a ayudar a alcanzar tus metas a largo plazo.

Tienes que salir de tu zona de confort porque fuera es el único sitio en el que de verdad vas a crecer como persona. ¡Desafíate a ti mismo!

Es fuera de la zona de confort donde tendrás la ocasión de encontrar el mayor número de oportunidades, conocer más gente, aprender nuevas maneras de generar ingresos, descubrir nuevas estrategias de inversión… en definitiva acumularás riqueza más rápido.

Si quieres llegar a ser millonario, deberás pensar como un rico, es decir vas a tener que superar sentimientos y emociones como la pereza o la envidia y empezar a tomar decisiones racionales.

10. Cuida tu físico

Aunque pueda parecer irrelevante, hacer ejercicio es uno de los hábitos de millonario más destacados.

Hacer ejercicio te ayudará a mantenerte sano y positivo lo que se notara en tu rendimiento y productividad.

La actividad física te ayudará a liberar endorfinas y reducir el estrés. Pensarás más positivamente y  te verás más optimista.

Lleva una alimentación sana. Toma sólo las calorías que necesites. Intenta evitar los restaurantes de comida rápida, come frutas y verduras, bebe abundante agua, no bebas mucho alcohol, no fumes… Bueno, ya sabes de qué te estoy hablando. 🙂

Recuerda dormir suficientes horas así estarás descansado y serás más eficiente.

11. Colaboración

Rodéate de gente exitosa que tenga las cualidades y habilidades que a ti te hacen falta. Si lo haces, ellos te complementarán cubriendo tus debilidades. Te ayudarán a cumplir tus objetivos y te guiarán hacia tu destino final.

Si cooperáis entre todos compartiendo ideas y recursos, aprendiendo los unos de los otros o trabajando junto, creareis sinergias que os harán más fuertes.

Aprovecha cualquier oportunidad que tengas para estar con gente a la que quieres parecerte. Intenta trabajar y colaborar con ellos en cualquier modo que puedas. Esto te ayudará a aprender nuevas habilidades.

Se optimista y honesto con la gente de este modo conseguirás construir relaciones duraderas basadas en la confianza. Esto te permitirá abrir puertas a nuevas oportunidades.

No te lo pienses dos veces si se te ofrece la ocasión de asociarte con gente que ya ha llegado o se dirige a donde tú quieres ir. Y deja atrás a personas negativas que no te aportan valor.

No vas a llegar a tu máximo potencial sin ayuda, así que asegúrate de que construyes una buena lista de contactos y encuentras a mentores que te enseñe todas aquellas áreas en las que te hace falta mejorar para poder triunfar.

Si sabes cómo piensan los ricos no te será difícil identificar a personas que sigan los hábitos de los millonarios y que estén dispuestas a colaborar contigo.

12. Piensa en grande

No tengas miedo a pensar en grande, si no lo haces no conseguirás grandes victorias.

No pienses donde crees que vas a estar o donde podrías estar, sino donde te gustaría llegar. No tengas en cuenta en qué punto te encuentras ahora, tan sólo donde te gustaría estar si no hubiese otras condiciones.

No te conformes con que te suban el salario un 2% cada año. Piensa en empezar tu propio negocio, en tener mil clientes o facturar 10 millones.

Por ejemplo, encuentra un problema y luego trabaja en una solución que pueda mejorar la vida de tus futuros clientes. Así serás un emprendedor exitoso.

Cree en ti mismo, tú escribes tu propio destino. Conseguirás tus objetivos mediante tu trabajo y no por suerte. Si te comprometes contigo mismo a desarrollar hábitos de millonario y a pensar como los ricos, entonces tus probabilidades de tener mucho dinero aumentarán sustancialmente.

13. Asume riesgos

Si quieres acumular riqueza vas a tener que estar dispuesto a trabajar duro y a hacer lo que haga falta para lograrlo.

Aunque pueda que antes de tomar decisiones importantes tengas miedo, dudas o preocupaciones; vas a tener que sobreponerte y asumir riesgos.

Cuando tomes riesgos asegúrate de que los beneficios del éxito van a ser mayores que los costes del fracaso, y que las opciones de éxito son lo más altas posible.

Para ello, asegúrate de que has calculado bien los riesgos y conoces las consecuencias de tus acciones. Asume riesgos si sabes que el resultado valdrá la pena.

14. Pasión

La única manera de triunfar en la vida es hacer las cosas con pasión. Si haces algo sin ganas, no lo vas a hacer bien.

Por ejemplo, es posible que alguna vez hayas tenido un trabajo que no te gustase ni te hiciese feliz. Quizá aún lo tienes. Seguro que lo hiciste por dinero y sin ninguna pasión. Es probable que te pasases el día esperando a que llegasen las 5 de la tarde para poder irte a casa.

Te debes acordar de que cuando trabajabas no dabas lo máximo de ti y en consecuencia tu rendimiento no era muy alto. Tal vez por esa razón no conseguiste promociones o aumentos de salario.

No trabajes por dinero, trabaja en tus pasiones. Tener pasión y confianza en ti mismo te ayudará a superar las dificultades, y con el tiempo lograrás tus objetivos.

Decide lo que quieres hacer basándote en tus pasiones, de este modo trabajarás con entusiasmo y esfuerzo. Trabajarás a tu máximo potencial lo que te permitirá llegar a la libertad financiera.

15. ¡Actúa!

Es importante tener objetivos y un buen plan para alcanzarlos, pero si no actúas no vas a llegar a ningún sitio. Siempre hay que dar el primer paso, y sé que ese va a ser el más difícil.

Uno de los factores más característicos de cómo piensan los ricos es el hecho de que son personas de acción. Es decir no se dedican a pensar y analizar una situación indefinidamente hasta que la oportunidad ha desaparecido. Todo lo contrario, toman decisiones rápidas y pasan a la acción.

Empieza despacio, desarrolla tus hábitos y fuerza de voluntad con pequeñas acciones. Después muévete a actividades y objetivos más grandes y difíciles.

Por ejemplo, si quieres ponerte en forma es probable que empieces saliendo a correr un par de veces a la semana. Correrás 20 minutos o mejor dicho andarás rápido. 😀

Pero con el tiempo, después de esfuerzo y constancia acabarás corriendo más deprisa y llegando más lejos de lo que nunca te hubieras creído capaz.

Pero todo esto no habría sido posible sino hubieses tomado la decisión de salir a correr esa primera vez.

Con la libertad financiera es lo mismo. Tienes que tomar la decisión de hacer pequeños trabajillos, vigilar más tus gastos o hacer pequeñas inversiones. Para luego poder crear un negocio, seguir un presupuesto o controlar tu cartera de inversión.

Para cuando te des cuenta estarás a medio camino. Recuerda que cuanto antes empieces antes llegarás a la libertad financiera.

No te quedes esperando a que las cosas sucedan, las posibilidades de hacerte millonario ganando la lotería son muy bajas. En vez de eso piensa como los ricos, sé astuto y rápido. Cuando veas buenas oportunidades lánzate a por ellas sin pensártelo dos veces.

No se trata sólo de leer sino de actuar.

Conclusiones

¿Cuántos de estos hábitos de millonario posees? ¿Crees que eres capaz de pensar como los ricos?

Estos hábitos de los millonarios no van a solucionar tus problemas de dinero de la noche a la mañana. Pero si los sigues, te ayudarán a recorrer el camino hacia la libertad financiera.

Dejando a un lado a los ganadores de la lotería, hacerse rico no tiene nada que ver con la suerte.

Acumular riqueza no es el resultado de un hecho sino de un conjunto de hábitos aplicados con constancia y disciplina.

Si consigues meter estos hábitos de millonario en tu cabeza y los aplicas en tu día a día vas a ir transformando tu mente hasta que pienses cómo una persona rica y exitosa. Y con el tiempo, esta mentalidad triunfadora se transformará en riqueza física.

¡Así que a qué esperas para empezar a desarrollar estos simples hábitos de millonario y pensar como los ricos!

Si quieres aprender más sobre los hábitos y las claves del éxito de los millonarios dale un vistazo a alguno de estos magníficos libros “Millonario de la Puerta de al Lado y Los Secretos de la Mente Millonaria.

Contienen información muy interesante que amplía este artículo y que te dejará aún más claro que la clave del éxito de los millonarios está en sus hábitos.

 

¿Cuántos de estos hábitos ya tienes? ¿Crees que me he olvidado alguno? Deja tu comentario debajo.

Esta entrada tiene 5 comentarios

  1. Avatar
    andrea mendoza

    gracias por toda tu información para mi es de gran ayuda

  2. Avatar
    Blas OVIEDO GONGORA

    Muy bueno para empezar a emprender algún negocio que genere ingreso.
    El texto dice: ya empieza no te quedes; así llegaras antes a la libertad financiera.

  3. Avatar
    Daxci Peralta

    Me resultó una información completa e interesante .Pasé en un cuaderno para recordarmes con frecuencia y ponerlo en practica

  4. Avatar
    Orlando1

    Excelente información se forma sencilla

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.